Blog

Hermoso Viaje a Ítaca…

Exposición Renacer| Galleria Domus Romana


 
Exposición Multidisciplinar “Renacer” del 7 al 12 de Abril en la “Galleria Domus Romana”, Via delle Quatro Fontana, en Roma, Italia.
Comisaria de la Exposición, Julia Herrera de Salas. Organiza, Ocre & Oro.

Quiero contar en este post de forma sencilla lo que siento antes, durante y después de una exposición.

Una exposición de arte es una gran puesta en escena por parte de muchas personas y todo un desafío para el artista; hay muchas connotaciones en ese reto, la mayoría emocionales, pero materiales también; los artistas somos como los demás ciudadanos, pagamos impuestos, vivimos y compramos material de trabajo… y todo esto se traduce en dinero que tenemos que ganar con nuestro hacer.

Los sueños continuan intactos. Mis obras tienen que exponerse en grandes espacios, bien iluminados y protagonizando por derecho.

Cuando un comisario, un promotor, un galerista, gente entendida… te propone exponer, los días comienzan a no tener horas suficientes y entras en un bucle de trabajo agotador.

Sé lo que quiero ofrecer; tengo mucho más dentro de mí y es ahora cuando tengo que mostrarlo. Vuelco toda mi vida en el arte.

Va llegando el momento.

Días previos a la función, como en el teatro, comienzo a ver mi nombre en diferentes sitios, invitaciones, redes sociales, revistas, notas de prensa.

Me gusta mi nombre. Esa artista soy yo. Me siento grande. Tengo miedo.

 

Exposición Renacer| Turleque


 

Con el ajetreo de los envíos de las obras, y los nervios acumulados, la fecha ha llegado.
¡Qué día el de aquella noche! 😉

Está todo listo. ¡Es la hora! Se abren las puertas del evento. “¿Habrá público?”

¡Qué momento! Luces, arte, magia… pero, “¡No veo mis obras!”
“¿Dónde están? ¿Tendrán luz suficiente?”, pienso eso, y más.

¡Las veo! Ahí están… como la Puerta de Alcalá… inmensas, dando la bienvenida a los visitantes, invitando con sus formas y colores a que sean admiradas, a que se las reconozca como obras de arte.
Orgullosa y tímida a la vez, delato a su autora, “Sí, ¡son mías!”.

Me presentan, escucho como melodía celestial lo que les agrada la obra, me felicitan, hablo sobre ellas… (sin parar) se me seca la boca, pero no pienso detenerme, me siento “la más bella del baile”… de repente recuerdo… ¡el miedo sigue ahí!

La euforia no me permite parar. Me muevo de un lado a otro siempre sonriendo, la felicidad me ha embargado. Converso con unos y otros. Me siento agradecida, han venido a interesarse por mi trabajo.

Perdiéndome a veces de la multitud, me detengo interiormente, y a su vez, intento pasar desapercibida. Quiero salirme de mí y ver como ven los demás.

Haciendo como un barrido cinematográfico veo la sala llena de personas, escucho el murmullo de los asistentes… intento traspasar más allá de lo que veo, quiero saber…

Miro a los conocidos, pero ya sé cómo ellos ven mi obra.
¡Los otros son los interesantes!
Esos que no me conocen, que leen mi nombre debajo del cuadro y se alejan un poco para querer abarcar todo lo que ella significa; y callada, e invisible, casi sin respirar… espero sus reacciones. De nuevo siento miedo.

Miran en detalle, se acercan, casi tocan los cuadros… (no me hace gracia, pero me alegra la curiosidad), se mueven, se van… “No. ¿Por qué os alejáis de mi obra?” (casi lo grito). Se dirigen a deleitarse con una pintura de otro artista. Siento angustia.

Vienen otros “interesantes”. Se repite la misma escena. Así una y otra vez. Al igual que el miedo y la angustia.

Los días han comenzado rápidamente a transcurrir, temo que se acerque el final.
El malestar persiste, quizás sólo en mi cabeza, pero no, somatizo por momentos. No sé lo que me duele, me siento rara, incómoda.

No sucede nada.

 

Exposición Renacer| Galleria Domus Romana


 

Faltan pocos días para finalizar la exposición. Siento el miedo…

Las obras están gustando mucho. Estoy feliz, he cerrado otra exposición para dentro de unos meses.

De repente visualizo un circo, en un incesante ir y venir de gentes cargadas con bártulos, nervios… sonrisas, tristezas, pero sobre todo color, colores, muchos colores… se mueven de un lado para otro en forma de trajes vivientes…

La exposición ha terminado.
Yo vuelvo al principio.

Tengo prisa por llegar al estudio, preparo una nueva exhibición.
¡¡¡Qué nervios!!!

About the Author

Ana RáezArte Digital. Creación Artística Contemporánea. Realización de Proyectos de Arte Corporativo y Personal. Series Limitadas con Certificado de Autenticidad. Impresión Fine Art.View all posts by Ana Ráez →